La Tierra nos ha parado y nos ha encerrado. Los 5 continentes estamos igual. ¿Para qué? Podrían caber muchas respuestas: para que no contaminemos, para que Gaya disponga de un tiempo para regenerarse y limpiarse, para dejar unos días de predominancia a los otros animales y que puedan campar a sus anchas… Seguro que todo eso es cierto. Pero además…

¿Puede ser esto parte del plan pedagógico de toda la Humanidad? Sin duda. 

Nos invitan (o nos obligan) a encerrarnos para que paremos, reflexionemos, revisemos y hagamos las paces con nuestro pasado, nos preparemos para el futuro que ya es presente: el comienzo de la era de Acuario. Un nuevo paradigma. Un cambio de consciencia planetario.

NO TE DISTRAIGAS. La avalancha de información que nos está llegando es una distracción que no debes permitirte.  La elevación de nuestra consciencia es el gran reto que tenemos entre manos. NO TE DISTRAIGAS y NO LO DEJES PASAR. Porque si no, al volver a la normalidad, será más de lo mismo, pero te habrás quedado un paso atrás, porque muchos habrán dado un paso adelante. 

Renuncia a mantenerte al día con TODO lo que ocurre en el mundo. Permítete descanso, silencio, momentos de revisión, perdónate por todos tus errores porque no supiste hacerlo mejor. Perdona a todos los que te hicieron daño o te ofendieron porque no supieron hacerlo mejor; tú en su lugar (con su información y circunstancias) hubieras hecho lo mismo. Agradece las dificultades con las que te vayas encontrando, porque son las que te marcan el camino de superación. Valora lo que tienes, que es mucho. Olvídate de expectativas y acepta la realidad tal como es. 

Estamos en la crisálida convirtiéndonos en mariposas. No lo impidas. No interrumpas el proceso que se está propiciando. Esto no es un parón, es el gran impulso. 

Share This
Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?
Powered by