El tiempo es aquello que nos iguala a todos los seres humanos. Es un acto de sabiduría aprovechar y organizar el capital de tiempo que nos regala la vida.

Decarta la frase «no tengo tiempo». Es una mentira que nos decimos a nosotros mismos cuando en realidad queremos decir «no me interesa» o «tengo otras cosas más importantes que hacer».

No es una cuestión de tiempo, sino de prioridades. Si las estableces en función de tus necesidades, valores y deseos, el tiempo dejará de ser un enemigo para convertirse en esa golosina que se degusta momento a momento.

Aunque en realidad, el tiempo no existe, existe el momento presente, solo existe el momento presente.

Share This